Potaje de Economía y emprendimiento de Marta Montero 

Posted on 21 octubre 2021

0

Estos días está habiendo mucho revuelo por la materia de Economía y emprendimiento que hemos conocido gracias a la filtración del borrador LOMLOE. Hace un rato posteaba la carta que al respecto publicaba Anxo Penalonga y también una nota de prensa de CEAPES. Ahora comparto la de Marta Montero. Todas van en la misma línea y no es para menos, la materia nueva solo se puede calificar de engendro. Eso sin mencionar que parece que la cultura económica y financiera no son nada importantes.

Potaje  de Economía y emprendimiento

Estoy tratando de analizar el borrador del RD sobre el nuevo currículo de ESO, y cuanto más lo estudio, más perpleja me encuentro.

Tras las cientos de páginas que tratan de explicar el nuevo planteamiento, subyace siempre la idea de que hay que preparar a los alumnos para que puedan desenvolverse con garantías en la sociedad global en las próximas décadas.

Basándose en lo que se denomina el perfil de salida del alumno, toma como referente las competencias clave que son aquellas que (según la Recomendación del Consejo de la UE de 2018) las personas necesitan para su realización y desarrollo personales, empleabilidad e integración social entre otras.

Me pregunto, desde mi humilde posición como profesora que lleva impartiendo materias de Economía desde hace más de 20 años, cómo es posible que un alumno que acaba una etapa básica, pueda alcanzar dichas competencias, sin el conocimiento de aspectos económicos esenciales, necesarios para entender sólo un poquito del funcionamiento de la sociedad en la que viven y,que además, es cambiante e incierta.

Llevo trabajando el emprendimiento con mis alumnos desde mucho antes de que se exigiera por ley y aparecieran materias vinculadas con el mismo. Por tanto soy la primera defensora de seguir fomentando las competencias emprendedoras de la forma más práctica posible. Pero ello no puede ser a costa de relegar los conocimientos económicos a un aspecto residual para  llevar a buen término un proyecto de emprendimiento. Y sobre todo, no puede ser a costa de perder la adquisición de conocimientos que permitan al alumno comprender el mundo en el que vive y le sirvan para manejarse de una forma competente en el mismo, pudiendo juzgar por si mismo la realidad social, económica y política de una forma argumentada y crítica. Para todo ello se hace imprescindible el estudio de la Economía.

La asignatura denominada “Economía y Emprendimiento”, que aparece en el nuevo currículo en 4º ESO, pretende ser un compendio de las actuales “Economía” e “Iniciativa emprendedora”. 

El fin último de la nueva materia es diseñar, prototipar y estudiar la viabilidad de un proyecto de emprendimiento, y a colación aparecen algunos contenidos económicos básicos e inconexos, metidos un poco a calzador.

En realidad, la actual “Iniciativa emprendedora” tal y como se venía planteando hasta ahora, ya cumplía con esa intención, por lo que carece de lógica suprimir la materia de “Economía” y pretender convencer de que ya no es necesaria.

Bajo un mismo paraguas pretende aunar los saberes y competencias de ambas, haciendo una amalgama sin sentido alguno. Se trata de disciplinas evidentemente relacionadas, pero no pueden mezclarse sin más. Es como si pretendíesemos hacer un potaje de diseño minimalista, cogiendo partes de una receta de espinacas a la catalana y partes de otra de cocido, sólo porque una lleva espinacas y otra garbanzos. Disculpen la comparación, debe deberse a mi afición por la cocina, pero me parece un símil de lo más ilustrativo.

La materia de Economía debe tener otros objetivos

Para poder manejarse mínimamente en un mundo como en el que vivimos, es necesario comprender qué consecuencias tiene el que no pare de subir la luz, por qué eso tan lejano de la inflación puede repercutirnos tan de cerca y qué relación puede tener con que me salga más caro pedir un préstamo. Entender qué sentido tiene pagar impuestos, por qué no cobro a final de mes aquel sueldo bruto que me indicaron cuando me contrataron, qué puedo hacer si consigo ahorrar un poco sin caer en productos financieros poco fiables, por qué la inversión en educación y en I+D+i mejora la competitividad de los países y reduce el desempleo, entender que no es malo que una empresa se endeude siempre que no sobrepase unos límites determinados y cómo las pequeñas decisiones de consumo de muchos, pueden suponer que grandes compañías se impliquen en la protección del medio ambiente.

Señores políticos que diseñan curriculos imposibles y disparatados sin preguntar a los que cocinamos cada día a fuego lento en el aula, déjense de experimentos. La nueva cocina deben dejarla a los expertos. Dediquense a seguir las recetas que saben que funcionan: a hacer espinacas o cocido, no pretendan hacer cocina de autor mezclando ingredientes de cualquier forma. Eso déjensenlo a Adriá o Berasategui, que son los que saben.

Marta Montero Baeza

Profesora de Economía 

Acerca de ramabuena

Profesora de Economía y Matemáticas en ESO y Bachillerato. Profesora de FOL, RET y EIE en Ciclos Formativos. ramabuena@hotmail.com

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s